Hace unos meses vi que, en la sección de congelados de un supermercado, había ingentes cantidades de un pescado hasta ahora desconocido para mí: la panga. ¿Qué pescado es este? No sabía que existía un pez con ese nombre.

Como me gusta probar, lo compré y lo hice a la plancha con un poco de ajo y perejil, aunque su sabor no es que sea nada del otro mundo, me resultó interesante pues no tiene espinas. Así que, me puse a investigar. Los resultados que arroja google son desalentadores.

El pez

  • Resulta que es de agua dulce, es omnívoro y suele vivir sólo en ríos y lagos asiáticos (Vietnan y China).
  • El que consumimos suele medir un metro y medio, pero en la naturaleza se pueden encontrar ejemplares de hasta 5 metros que llegan a pesar unos 250 kg. Como se dice en mi tierra: Un pedazo de pescado!
  • Los que llegan a nuestras cocinas, son criados en cautividad. En las cajas donde se crían suele haber mas peces que agua, por lo que, su producción es barata.

Deshojando la margarita

  • Casi todas las entradas que he encontrado hablan muy mal de este pescado. Los armadores se quejan de competencia desleal y de que la panga no cumple con los requisitos sanitarios para ser distribuidos en España.
  • La OCU recomienda que se consuma una vez por semana, pues en estudios realizados a varias partidas, han encontrado que el mercurio que contiene supera el límite legal, además de pesticidas prohibidos en España, así como ciertas bacterias que producen enfermedades en los humanos e incluso se sospecha que puedan contener antibióticos.
  • La Asociación Empresarial de Productores de Cultivos Marinos de España ve preocupante la comercialización de panga en España, denunciando las carencias nutricionales de este pez. Y, es que éste está presente en las dietas de comedores de colegios, en los hospitales y en las residencias, debido sobre todo a que su precio es mas barato que otros tipo de pescados mas tradicionales en nuestra dieta.
  • La Comisaria de Sanidad, Andoulla Vassiliou, declaró que su departamento está dispuesto a prohibir las importaciones de panga procedentes de Vietnan y de China desde el momento en que se detecten problemas sanitarios con el producto que puedan llegar a afectar a los consumidores. Esto no lo entiendo bien, ¿Que quiere decir? ¿Que hasta que no ocurra una intoxicación alimentaria no van a actuar? Las medidas siempre a posteriori ¿no?
  • No he encontrado ningún pronunciamiento por parte del Ministerio de Sanidad.
  • Estados Unidos, Noruega y Japón han prohibido su comercialización.

En fin, que aunque creo que casi todos los alimentos que llegan a nuestra mesa contiene algún “ingrediente” nocivo para nuestra salud, es mejor no pasarse con ninguno. Con respecto a la panga, de momento la pondré en cuarentena, a ver si el Ministerio de Sanidad dice algo al respecto.

[adsense_id=”1″]

Quizás también te interese:

Etiquetas:

1 comentario en Panga: Deshojando la margarita

  1. Ruth dice:

    La verdad es que me he quedado muda al leer este post. En mi casa comemos de vez en cuando panga, pues como tú dices no tiene espinas (y mi hermana y yo las odiamos. Yo había oído alguna cosa por ahí, pero no creía que fuera tan malo.
    Me ha sido de gran ayuda, gracias!

Deja un comentario