Las torrijas son nuestra merienda preferida por Semana Santa, esta forma de hacerla que os propongo hoy es una de las tres formas que preparo las torrijas. Más adelante, si os gusta esta, os pondré como las hago con miel o como las preparo con vino dulce.

Esta vez las he preparado con el pan para torrijas que venden en el Mercadona, por cierto, que el de este año me gusta mas, pues, son mas pequeñitas las rebanadas. El pan de torrija puede ser y, de hecho en casa siempre ha sido, el pan “asentado” o sea que ha estado en la panera dos o tres días.

Así cocino mis torrijas,

Ingredientes:

  • Pan para torrijas
  • 3 ó 4 vasos de leche
  • 1 palo de canela
  • La piel de medio limón
  • 1 cucharada sopera de azúcar por vaso de leche (más si te gusta más dulce)
  • Aceite de girasol (el necesario para freir)
  • 3 huevos
  • Una mezcla hecha de azúcar y canela molida (más azúcar que canela).

Elaboración:

Pones en un cazo a hervir la leche junto con el azúcar, la canela en rama y la cáscara de limón, dale unas vueltas para que el azúcar quede bien disuelta. Esperar a que hierva, cuando lo haga, retirar del fuego y dejar que tiemple un poco.

 

 

Se pone el pan en un recipiente hondo. Se le quita la canela y el limón a la leche y se vierte sobre el pan, cuidando que quede bien empapado pero sin pasarse. Para saber si está yo aprieto la superficie de la futura torrija con el dedo y si sube leche es que ya está listo para el siguiente paso.

 

Ahora hay que batir los huevos y poner el aceite al fuego, cuida la temperatura del aceite regulándola de vez en cuando para que no se quemen las torrijas. Pasamos el pan empapado en leche por el huevo batido, cubriendo bien toda la superficie del mismo y, así embadurnado lo pasamos a la sartén. Cuando esté dorado, con mucho cuidado para no romperlo, le damos la vuelta.

Sacamos a un plato con papel de cocina para quitar el exceso de aceite y, enseguida a otro plato donde, sin dejar que se enfríe le echamos por encima una buena cantidad de la mezcla de azúcar y canela, por ambas caras. Veréis que en unos momentos el azúcar se derrite y cubre la superficie de la torrija con una capa de almíbar que está buenísima.


Ya sé que están para comérselas, pero toca esperar a que se enfríen para que no os duela la barriga 😉

 

[adsense_id=”1″]

Quizás también te interese:

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario