Este dulce lo suelo hacer cuando se me ha ocurrido hacer unos pastelitos para merendar y lo he pensado con tiempo. Hay veces que se me ocurre hacer algo pero tiene que ser rápido. Este no es el caso de estos caracoles de canela y pasas pues hay que esperar que leude la masa por dos veces.

A mi me gusta comerlos cuando aún están templados y, con un café con leche. A ver si os gustan tanto como a mi.

Así cocino los caracoles de canela y pasas.

Ingredientes:

  • 250 gr de harina para hacer pan, hará falta un poco mas.
  • 1 huevo.
  • 25 gr de mantequilla
  • 125 ml de leche templada
  • 1/2 cucharada de sal
  • 1 sobre de levadura, ya sabéis que me gusta la de Maizena

Para el relleno:

  • 50 gr de mantequilla en pomada
  • 2 cucharadas de canela en polvo
  • 50 gr de azúcar moreno
  • 50 gr de pasas sin semilla

Elaboración:

  1. Se tamiza la harina junto con la sal y la levadura sobre un bol grande, donde vamos a hacer la masa.
  2. Se añade la mantequilla y se trabaja junto con los ingredientes secos hasta que estos parezcan pan rallado. A continuación se añade la leche templada y el huevo batido, mezclando todo bien hasta obtener una masa. Si es necesario se añade mas harina, hasta que no se pegue la masa en las manos (sin pasarse).
  3. Se envuelve la masa en un paño y se pone en un lugar calentito unos tres cuartos de hora. Si pasado el tiempo no ha doblado su volumen, espera un poco mas.
  4. Mientras vamos haciendo el relleno. Para ello se mezclan en un recipiente los ingredientes del mismo a excepción de las pasas, hasta obtener una crema.
  5. Pasado el tiempo se amasa para que suelte el aire acumulado.
  6. Se extiende la masa con un rodillo, dándole forma rectangular. Se extiende sobre ella una capa de relleno. Debes dejar un borde de unos 2 ó 3 cm libre de relleno. Sobre el relleno se ponen las pasas.
  7. Ahora hay que enrollar la masa. Se hace por el lado mas largo.
  8. Se cortan trozos del preparado y se van colocando en una bandeja rectangular previamente engrasada. Yo los pongo con una separación de unos dos dedos. Una vez colocados todos se tapa la bandeja y se deja reposar de nuevo otra media hora.
  9. El horno debe estar precalentado a 200 ºC, se introduce la bandeja y se deja hacer por espacio de 30 minutos, se sabe que están listos cuando veas que han subido. Los caracoles salen pegados unos a otros, pero se cortan con facilidad.
  10. Una vez apartados le preparo un poco de mermelada de albaricoque rebajada con un poquitín de agua y se lo pongo por encima con una brocha de cocina para darles brillo. Queda bien también con un poco de miel o sirope.

Se toman templados y con el café de la tarde del domingo están buenísimos. Digo del domingo porque es cuando mas tiempo tengo para cocinar y es cuando los suelo hacer.

Espero que os gusten.

[adsense_id=”1″]

Quizás también te interese:

Etiquetas: , , , , , , , ,

Deja un comentario