Esta es mi versión del risotto con hongos que Pedro Subijana explica en La cocina doméstica. Cómo ya os dije en la entrada anterior, me chiflan los libros de cocina así que es fácil regalarme algo: cuando no sabes qué, un libro de cocina. Este fue un regalo de reyes de hace unos 4 ó 5 años y le he sacado bastante rendimiento, si bien no suelo hacer las recetas muy al pie de la letra. En esta receta, por ejemplo, Subijana no dice como hacer el caldo con los pies de los hongos así que improvisé.

La primera vez que hice este arroz con champiñones, no las tenía todas conmigo, pues a mi marido no le hacen mucha gracia los hongos, pero di en la diana, así le gustan mucho los champis, así que hay un plato que puedo hacer con hongos que podamos disfrutar los dos, pues a mi si me gustan mucho las setas.

Así cocino el arroz con champiñones

Ingredientes (4 personas):

  • Arroz
  • 300 gr de champiñones
  • 1 zanahoria grande
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 puerro
  • 1/2 cebolla pequeña
  • 1 tomate mediano
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • 2 cucharadas de nata
  • Queso rallado (mejor si es en el momento)
  • 1 copita de vino blanco
  • Sal y pimienta
  • Agua caliente

Elaboración:

  1. Cortar en cubos muy pequeñitos la zanahoria grande, la parte blanca del puerro, los ajos, la cebolla y el tomate. Los champiñones en láminas, quitándoles el pie.
  2. Poner aceite en una cacerola y poner a pochar los cubos de zanahoria, puerro, ajos y cebolla, añadiendo las láminas de champiñón a los 3 ó 4 minutos de haber empezado el rehogado. Añadir sal.
  3. Mientras, se pone agua en un cazo y se incorporan un trozo de la parte menos blanca del puerro, la zanahoria que falta y los pies de los champis. Poniendo al fuego junto con un poco de sal y pimienta, hasta conseguir un caldo.
  4. Cuando la verdura está pochada, se añade el arroz. Yo pongo un puñado (lo que me cabe en la mano cerrada) por persona mas dos de margen. Mi madre siempre dice: “para el que venga“.
  5. Ahora viene lo entretenido. Incorporar un poco de agua caliente y empezar a remover el arroz para que vaya soltando su fécula. Cuando veas que se está quedando seco, añade mas agua (en mi caso se ha llevado un litro largo de agua) y remover. Así hasta que el grano de arroz esté hecho pero tenga duro el centro.
  6. Conseguido que el arroz esté al dente, se aparta del fuego y se le añade un chorro de vino blanco (sin pasarse) y sin dejar de remover, añadir una cucharada de aceite de oliva y dos de nata. Del caldo que hemos hecho con los pies de los champiñones, poner dos cacillos en el arroz removiendo todo. Probar de sal y si es necesario rectificar de sal y pimienta.
  7. Incorporar el queso rallado, que cubra toda la superficie. Y mezclarlo con el resto de ingredientes. Tapar y dejar reposar unos 2 ó 3 minutos antes de servir.

Está de rechupete, el arroz queda hecho pero el grano entero, el champiñón está en su punto y no mata el sabor del resto de ingredientes, en fin que está muy bueno.

Quizás también te interese:

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario