Este truco lo usa a veces Julius, el cocinero que prepara recetas en 22 minutos, y es cierto que se adelante trabajo y lloras una vez con la cebolla no, cada vez que tengas que picarla.

Coges la cebolla y la cortas como mas te guste, yo la suelo cortar en dados pequeños así se hace antes. La pones en una fiambrera la tapas y al congelador.

Con el ajo haces lo mismo, yo lo corto en láminas, fiambrera y al congelador.

No sé si os habéis fijado en los supermercados pero ya venden ajo y cebolla picados y congelados, si lo hacemos nosotros nos ahorramos unos eurillos que no viene mal ¿no?

Quizás también te interese:

Etiquetas: , ,

Deja un comentario