Bueno pues a la vista de los precios que han alcanzado los roscones este año en mi pueblo, he decidido hacerlo yo, además lo he hecho a mi gusto, sin fruta escarchada por encima y sin relleno. Incorporar estas dos cosas, de todos modos, es fácil, basta con poner la fruta escarchada después de pintar con huevo batido la superficie del roscón de reyes y, si lo quieres rellenar, pues, después de salir del horno y una vez se haya enfriado poner el relleno que más os guste.

Cocinar el roscón de reyes, mas que difícil, es entretenido, pero si sabes amasar medianamente y tienes paciencia no resulta fácil de hacer.

Para un roscón de reyes,

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 100 ml de agua
  • 30 ml de leche
  • 70 gr de mantequilla
  • 1 sobre de levadura de panadería (yo uso la marca Maizena)
  • Harina (aunque la que le va mejor de la de fuerza yo usé una de repostería)
  • Ralladura de media naranja y de medio limón
  • Unas gotas de agua de azahar
  • Una copita de ron (yo usé Cacique)
  • Un pellizco de sal

Elaboración:

La masa del roscón es una masa enriquecida que debe fermentar al menos dos veces, aunque yo lo dejo fermentar tres veces.

  1. Vamos a hacer la masa madre, para ello calentamos un poco la leche hasta que esté tibia, en ella se pone parte del azúcar, como 90 gr de harina y el sobre de levadura, dejamos que fermente una hora o dos en un lugar calentito.
  2. Transcurrido el tiempo, mezclamos el resto de ingredientes de la siguiente forma:
    1. En un bol o similar, poner unos 240 gr de harina y el resto del azúcar, se hace un hueco en el centro y ahí se pone el resto de ingredientes líquidos.
    2. Ponemos la mantequilla que debe estar líquida aunque no caliente.
    3. Cuatro o cinco gotas de agua de azahar.
    4. El agua, un poco de sal, el ron y las ralladuras de medio limón y de media naranja.
    5. Vamos mezclando con la ayuda de una cuchara de madera del centro hacia los lados, incorporando poco a poco el harina a los componentes líquidos, hasta que acabemos con la harina.
    6. Cuando se despegue de las paredes del bol y ya nos cueste seguir trabajándola con la cuchara, pasaremos la masa a la mesa de trabajo.
  3. Ya en la mesa, mezclamos la masa madre con la que acabamos de hacer.
  4. Cómo comprobarás la masa resultante, se pega en las manos, por lo que hay que ir añadiendo un poco de harina en la mesa y encima de la masa y amasando, estirándola con las manos y dando vueltas a la masa para conseguir que se integre la harina que acabamos de añadile. Harás esta operación tantas veces sea necesario y hasta conseguir que no se pegue ni en las manos ni en la mesa, pero recuerda, incorpora harina poco a poco para no pasarte.
  5. Una vez conseguido que no se pegue sigue amasando estirando con las manos y dando vueltas a la masa unos 10 minutos o quince, hasta obtener una masa lisa y elástica (cuando la estires tiene que volver a su sitio).
  6. Cuando ya tenemos la masa preparada, se pone en un bol y se envuelve con paños limpios y se deja en un lugar calentito durante al menos dos horas. Yo la dejé mas tiempo, unas 5 horas, porque nos fuimos con la niña a ver la cabalgata de Reyes. Así que si te pasas de tiempo no pasa nada.
  7. Como verás, la masa ha duplicado su volumen. Ahora hay que volver a amasar pero sólo durante unos minutitos. Seguidamente se da forma al roscón de reyes, esto es, hay que hacer una bola con la masa y abrir un agujero en el centro que iremos estirando poco a poco, con cuidado de no romper la masa. El agujero tiene que ser mucho mas grande del que quedará al final, pues mientras leuda de nuevo y al cocer en el horno ese agujero tiende a cerrarse.
  8. Poner el rosco conseguido sobre un papel de horno (sea de silicona, de aluminio o manteca) y, este, sobre la placa de horno. Si quieres, en este momento, puedes poner un objeto metálico en el centro como un aro o similar para conseguir el tamaño del agujero que desees. Yo no le pongo nada y sale como le viene en gana, a mi me gusta mas.
  9. Ahora hay que arropar otra vez el rosco y dejar reposar al calorcito cómo mínimo una hora. Cómo llegamos muy tarde, yo lo dejé toda la noche, unas 6 horas.
  10. Retirar todo el tapado y pintar con huevo batido toda la superficie. Ahora toca adornarlo como querais. Con fruta escarchada, con almendras fileteadas o picadas, pero no olvidaros nunca del azúcar. Yo le he puesto un poco de azúcar, formando un cordón por todo su perímetro. Si quieres puedes humedecer un poco el azúcar y poner el resultado por el rosco. En fin, como mas os guste.
  11. Mientras estáis adornando el roscón, el horno debe estar encendido arriba y abajo a una temperatura de 220ºC.
  12. Meter el roscón en el horno, baja la temperatura a 200º y deja pasar 10 minutos. Ahora baja la temperatura a 180º y deja pasar otros 10 minutos.
  13. Ya tenemos el roscón de reyes listo para hincarle el diente, si te gusta como a mí claro. Si te gusta con relleno, espera a que se enfríe, lo abres por la mitad y lo rellenas con lo que más te guste.

Espero que os guste y pongáis en práctica la receta. Es muy larga de contar, pero no tan difícil de hacer.

Quizás también te interese:

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Deja un comentario