Este es el bizcocho que suele hacer mi padre, aunque la receta es de mi madre. Como es tan fácil de hacer y sale tan bueno, normalmente lo hace él, sobre todo cuando mi sobrino Rafa está en casa, no hay bizcocho y está aburrido, se meten los dos en la cocina y hacen repostería.

Este bizcocho lo suelo tomar en el desayuno, está muy jugoso por la miel que se le pone por encima y aguanta unos 4 días… si llega claro.

Ingredientes:

  • 3 huevos tamaño L
  • 1 vaso (de los de agua) de leche
  • 1 vaso de aceite de girasol
  • 1 vaso de azúcar
  • 1 manzana troceada
  • La ralladura de un limón
  • 2 vasos y medio de harina para repostería
  • 1 sobre de levadura
  • 1 poco de miel

Elaboración:

  1. Se ponen todos los ingredientes, menos la harina, en un cuenco grande y se baten con la batidora.
  2. Una vez bien mezclados, se añade la harina vaso a vaso y se mezcla todo bien, yo lo hago con la misma batidora.
  3. Se prepara el molde que vayamos a utilizar untándolo con mantequilla y lo espolvoreamos de harina.
  4. Se echa la masa de bizcocho en el molde y lo metemos en el horno con un trozo de papel de aluminio por encima al que le habremos hecho un hueco donde quepa el bizcocho cuando suba. Queda suelto del molde pero como si fuera una tapa, esta impedirá que se queme la parte de arriba.
  5. El horno debe estar caliente. El bizcocho estará listo en una hora a una temperatura de 200ºC. El fuego por ambos lados. Cinco o diez minutos antes de terminar se retira el papel, para que se dore por encima.
  6. Se desmolda y se pone dos cucharadas soperas de miel por encima.

En cuanto esté frío estará listo para comer. Con leche está riquísimo. Espero que os guste tanto como a mí.

[adsense_id=”1″]

Quizás también te interese:

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario