Este plato me enseñó a prepararlo mi tía Isabel, era la época de estudiante. Esa temporada la pasé en un piso de estudiantes y, claro, la comida casera era congelada, osea, llegar calentar, comer y ponerse a estudiar, podías entretenerte poco. Pero de vez en cuando apetecía algo calentito y recién hecho y aquí entró esta sopa que me salvó muchas cenas.

La sopa original es esta:

Ingredientes:

  • Una yema de huevo
  • aceite (el necesario para hacer una mahonesa ni muy espesa ni muy clara)
  • Un chorrito de zumo de limón
  • Pan (del día anterior)
  • Sal

Elaboración:

  1. En un plato se pone la yema de huevo y se va añadiendo poco a poco el aceite, con un tenedor se va dando vueltas para hacer la mahonesa. Una vez la tengamos se le añade un chorro de zumo de limón y la sal.
  2. Cocer agua y cuando esté tibia se añade poco a poco el agua al plato moviendo el contenido como si siguiéramos haciendo la mahonesa procurando que el huevo no se cuaje, se va añadiendo más líquido hasta que por fin lo pasamos a la olla, sin dejar de remover y con cuidado que no coagule la yema.
  3. Cogemos el pan y lo cortamos en rebanadas muy finitas y pequeñas (ya os pondré fotos) y las ponemos en cada plato y por encima le vertemos el caldo que hemos hecho y ya está lista para comer.

La versión que yo hago es la que sigue:

Sin utilizar el pan y añadiendo los siguientes ingredientes:

  • 1/4 Cebolla
  • 2 Patatas cortadas a rodajas de un dedo
  • 1 ó 2 dos puñados de Arroz

Elaboración:

  1. Se prepara igual la mahonesa.
  2. En una olla se pone a cocer la cebolla, junto con el arroz y las patatas y un poco de sal.
  3. Se vierte parte del caldo anterior (cuando esté tibio claro), dentro del plato donde hemos hecho la mahonesa poco a poco y se procede de la misma forma que en el punto 2 de antes, hasta verter el contenido del plato en la olla y, ya está preparada para saborearla.

Si se quiere, la clara se puede echar en el caldo hasta que cuaje y así la aprovechamos.

Quizás también te interese:

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario