Estos roscos los hace mi madre desde hace unos años. Después de probar muchas recetas esta, que es una versión mixta de varias, es la que quedó. Salen buenísimos y, no sólo lo digo yo eh?!.

Es una masa rápida de hacer, pues no necesita tiempo de reposo, así que os revelo el secreto de los roscos de anís de mi madre.

Ingredientes:

  • Harina (más o menos 3/4 kg con 2 sobre de levadura)
  • 4 huevos
  • 1 vaso de vino dulce (que sea bueno)
  • 1 vaso de aceite de girasol más el necesario para freir
  • 1 vaso de azúcar
  • Ralladura de un limón
  • Anís dulce

Elaboración:

  1. Poner todos los ingredientes excepto el harina y la levadura, en un recipiente hondo y batir con la batidora.
  2. Una vez bien mezclado, se va echando el harina (en la que estarán mezclado los 2 sobres de levadura). La cantidad que admita.
  3. La masa tiene que quedar ligera, no se trabaja en la mesa, sólo en el recipiente. El punto es que podamos hacer bolas con ella.
  4. Para hacer las bolas te untas las manos con un poco de aceite, una vez bien boleada la porción de masa, se hace un agujero en el centro y se estira, hasta dar forma de rosco.
  5. Se pone aceite al fuego y se van friendo los roscos. Ve jugando con la intensidad del fuego para que no se queden crudos por dentro y se quemen por fuera.
  6. Los roscos se van poniendo aparte hasta que se enfrían.
  7. Una vez fríos, prepara un cuenco con anís dulce y otro recipiente con azúcar (no hace falta que sea glass). El proceso es ir mojando (ligeramente) en anís y pasar por el azúcar.
  8. Dejar que se sequen y listos para comer.

No pasaros con el anís a ver si en vez de roscos de anís os sale anís con rosco 😉

Quizás también te interese:

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Deja un comentario