Esta forma de hacer las patatas me recuerda mucho a cuando iba a casa de mi abuela Rafaela. Ella siempre tenía comida de más por si llegaba alguien y claro, ya te quedabas a comer. Si no querías, te ponía una tapita, vamos que mas que tapita era ración doble, total que de todas formas te ibas ya comido. Mi abuela la solía hacer como describo abajo pero además le añadía aceitunas machadas.

Ya se va acercando el tiempo en que lo que apetece son cositas fresquitas para comer y dejar un poco de lado los potajes fuertes, aunque en casa nunca los descarto del todo.

Así cocino las papas aliñas, fácil fácil

Ingredientes (para una ración):

  • 4 ó 5 patatas de pequeñas a medianas, pero de tamaño parecido.
  • 1/2 cebolleta picada finita.
  • Perejil picado.
  • Sal
  • Vinagre de jerez
  • Aceite de oliva.

Elaboración:

  1. Lo mas importante aquí es que las patatas sean de buena calidad. Yo uso patatas nuevas, se ponen a cocer, sin pelar, en agua con sal. Estarán listas cuando al pincharlas estén tiernas (de 25 a 30 minutos).
  2. Se dejan enfriar, sin meterlas en el frigorífico, que si no se ponen endurecidas y saben distintas. Cuando ya no quemen se les retira la piel y se cortan en trozos de bocado.
  3. Se pica la cebolleta bien pequeñita y el perejil también picadito, aunque puedes ponerlo mas grande según tu gusto.
  4. Se mezcla todo en un recipiente y se le añade el vinagre, el aceite de oliva y la sal. Se mezcla de nuevo con cuidado de no romper la patata y listo. A comer que con una cervecita fresquita está de miedo.

Si quieres añade también aceitunas y huevo duro e incluso una latita de atún.

[adsense_id=”1″]

Quizás también te interese:

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario