El Refrito Barreño o Revuelto Barreño, para algunos, es una receta fácil y barata que se suele hacer con espárragos silvestres. En el tiempo de los espárragos se solía salir a recolectarlos al campo. La forma de cogerlos es cortarlos desde el tallo enterrado en la tierra, cuidando no coger aquellos que estén muy espigados. Se van acumulando en la mano hasta obtener una “maná” de espárragos (cantidad de espárragos que caben en una mano) que se sujetan con una hoja o tira de palmito. Estas “manás” se van uniendo unas a otras para transportarlas fácilmente sin que se rompan las puntas de los espárragos. Es habitual ver por el pueblo personas que se dedican a sortear espárragos.

El Refrito sale mas bueno si se hace con este tipo de espárragos pues con los cultivados el caldo sale mas fuerte aún utilizando menos cantidad. De todos modos, no es imprescindible ponerlos en el guiso aunque si aconsejable.

Ingredientes:

  • 2 ó 3 Tomates maduros.
  • 1 Pimiento verde (italiano)
  • 3 ó 4 dientes de ajo.
  • 1 cebolla
  • 3 patatas grandes a rodajas no muy gruesas
  • 2 ó 3 Huevos
  • 1 Maná de Espárragos
  • Pan del conocido como moreno, cateto o macho, pero que sea del día anterior (la cantidad que admita el guiso)
  • Aceite
  • Sal

Elaboración:

  1. Se pone aceite en una sartén honda (perol) y se echa los ajos en láminas y la cebolla en tiras, cuando éstas estén pochadas, se pone el pimiento que se dejará hacer un poco, antes de incluir los tomates y los espárragos si es que vamos a utilizarlos.
  2. Una vez hecho el refrito anterior, se ponen las patatas y el agua (la necesaria para hacer una sopa).
  3. Mientras de hacen las patatas, se puede ir migando el pan. La manera de hacerlo es dando “pellizcos retorcidos” al pan y debe quedar unas migas mas o menos iguales y de pequeño tamaño. Estas se suelen poner en un dornillo, pero vale cualquier bol e incluso utilizar un bol por cada comensal.
  4. Una vez hechas las patatas, tendremos preparado la sopa para agregar a las migas.
  5. Si se van a utilizar los huevos, es el momento ahora, se baten y se vierten sobre el líquido hasta que se hagan.
  6. Se vierte el contenido del perol encima de las migas que habremos rociado con aceite de oliva (un buen chorro). Las migas no deben quedar ni secas pero tampoco muy aguadas.

Es un plato que es fácil de hacer, rico y barato. Al igual que Gazpacho Caliente es de “cuchará y paso atrás”, pues se solía presentar en el dornillo y todos comían de él: una cuchará y un paso atrás.

Espero que lo preparéis y me contéis si os ha gustado este Refrito Barreño.

Quizás también te interese:

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Deja un comentario