La famosa tortilla de patatas, a la que se le puede añadir pimientos, cebollas, calabacín… y, si la sartén lo permite siempre sale bien.
En casa la solemos hacer de vez en cuando porque como ahora hay que cuidar la linea pues, no se puede abusar de ella. Está buena en un bocadillo, fría de la noche anterior, rellena, con mahonesa, con tomate frito…

Ingredientes:

  • 3 Patatas no muy grandes
  • 4 Huevos
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite

Elaboración:

  1. Pelar y picar las patatas. Se pueden picar en forma de dados o en pequeños trozos planos y finitos, a mi me gusta de ese modo así la patata queda mejor al freirla.
  2. Freir las patatas en aceite. Yo las frio al principio con aceite bien caliente y después bajo un poco el fuego. Si se va a añadir otro ingrediente como la cebolla, yo las pongo unos minutos después que las patatas.
  3. Batir los huevos, basta con que estén bien mezclados y salpimentar.
  4. Poner las patatas fritas dentro de los huevos batidos y mezclar bien.
  5. Quitar todo el aceite de la sarten, y poner la mezcla anterior dentro de la misma, dejar que se haga a fuego lento.
  6. Dar la vuelta a la tortilla, con la ayuda de un plato con una tapadera o bien si te atreves tirándola al aire.
  7. Con la ayuda de una espumadera redonda, poner bien los bordes, dejar que termine de cuajar.
  8. Y ya está la tortilla española hecha.

Por cierto, probad a hacer una tortilla de patatas con las patatas fritas de sobre. Si viene visita y quereis poner un aperitivo caliente, batís los huevos (no poner sal o tened cuidado con la cantidad que poneis) mezclar con las patatas fritas y cuajar la tortilla en la sarten, el resultado es muy aceptable.

Quizás también te interese:

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario